• Dr. Santos Castañeda
  • 21 de febrero
  • SAMEM 2013
Para descargar las diapositivas de esta conferencia pulsa aquí

- La artrosis es una enfermedad global de la articulación que afecta a todas las estructuras articulares, principalmente al cartílago y hueso subcondral, pero también a la membrana sinovial y otras estructuras periarticulares.

- La artrosis es una enfermedad clínicamente heterogénea en la que intervienen factores genéticos, ambientales, hormonales y relacionados con la edad, que se manifiesta en diferentes fenotipos clínicos. Existen algunos marcadores genéticos que nos permiten diferenciar entre distintos fenotipos de artrosis.

- La mayoría de tejidos articulares presentan receptores estrogénicos que permiten la existencia de una comunicación directa entre los estrógenos y los distintos componentes de la articulación. Esto hace que los estrógenos tengan efectos en la articulación que, en condiciones fisiológicas, suelen ser positivos, con un balance final anabólico y de mantenimiento de la homeostasis articular. Podríamos decir que, en condiciones normales, tienen un efecto global condroprotector.

- El climaterio es un proceso fisiológico en la vida de la mujer que aparece tras la menopausia, y en el que se produce una disminución en la producción de estrógenos y una reducción en los niveles circulantes de estrógenos, que se manifiesta por una pléyade de síntomas característicos. A nivel esquelético, los más prevalentes son la osteoporosis y la aparición de síntomas articulares inespecíficos. Hoy sabemos que parte de los síntomas articulares se podrían justificar por la desaparición del efecto condroprotector de los estrógenos.

- Actualmente existen indicios de que la menopausia per se constituye un importante factor de riesgo para el desarrollo de artrosis y que la perimenopausia representa un periodo crítico en el que empiezan a manifestarse síntomas artrósicos, especialmente en algunas subpoblaciones o fenotipos de mujeres predispuestas, hasta el punto que algunos autores hablan de artrosis postmenopáusica como un “grupo diferenciable”, con algunas mecanismos patogénicos propios, distintos a los que caracterizan por ejemplo a la artrosis ligada al envejecimiento.

- Asimismo existe una relación compleja entre artrosis y osteoporosis, dos de las enfermedades más frecuentes de la postmenopausia, que posiblemente comparte algunos mecanismos patogénicos comunes. Uno de los mecanismos precisamente propuestos en la artrosis de la mujer postmenopáusica está ligado a la existencia de un incremento del remodelado subcondral que aparece tras la menopausia. Esto tiene una gran trascendencia, dado que el enfoque terapéutico de este tipo de artrosis podría ser diferente a otras formas de artrosis, especialmente en sus primeras fases.

- En la charla de hoy nos fijaremos especialmente en las características de la artrosis postmenopáusica, sus mecanismos fisiopatológicos a la luz de los conocimientos actuales  y resaltaremos la importancia de su conocimiento para ginecólogos, matronas y médicos de atención primaria.

- También incidiremos en aspectos diagnósticos. El diagnóstico de la artrosis es habitualmente tardío. Sin embargo, es fundamental establecer un diagnóstico temprano para definir estrategias terapéuticas precoces y eficaces. El uso de biomarcadores solubles posibilitará una monitorización más racional de la enfermedad en sus primeras fases.

- Además, el diagnóstico precoz permitirá validar nuevos tratamientos. La estrategia terapéutica podría ser diferente según el tipo de artrosis. En este sentido, la aplicación de nuevas herramientas, que incluyen factores genéticos y algunos biomarcadores disponibles en la actualidad, puede ser de suma utilidad en un futuro cercano.

- Una de las dianas más prometedoras en el tratamiento de la OA es la dirigida a frenar el remodelado del hueso subcondral, dado que, como hemos comentado, es uno de los mecanismos propuestos en la artrosis ligada al déficit hormonal.

- Para finalizar propondremos un algoritmo fisiopatológico y terapéutico de la artrosis postmenopáusica.

 

 

 

Dejar un comentario

 

Su e-mail no será publicado

imagen captcha